Español
Loading

BLOG


Rápido, rápido!

Cada vez el mundo acelera la forma de vida a un ritmo más y más acelerado. El hazlo ya, ahora mismo, rápido, propio de sociedades como la de Estados Unidos se ha impuesto como credo y forma de trabajo, donde se cree que mientras más rápido es mejor y donde la burla a los países que no son tan "productivos" están a la orden del día.

En esta carera constante se ha deshumanizado la vida de las personas, donde ahora se reduce a despertarse, correr para llegar a tiempo al trabajo, correr para hacer el trabajo a tiempo, correr a tiempo a casa para llegar temprano, comer comida rápida y poder dormir para descansar para el próximo día. En este esquema todos los días son una repetición del día anterior, los días pasan tan rápido, las semanas, los meses, así de rápido pasan nuestros anhelos, nuestros más íntimos sueños que deseamos realizar, libros que deseamos leer, idiomas que queremos aprender, personas que queremos conocer, lugares que queremos visitar, tiempo que queremos para meditar y disfrutar de las maravillas de la creación,

He visto futuras madres posponer su cita de rutina con el médico, hijas trabajando desde salas de hospitales mientras sus seres queridos son intervenidos quirúrgicamente, personas postergando su cita con el doctor, personas que ya no acuden a la iglesia, personas que no se ejercitan físicamente, personas que no leen, a personas almorzar mientras conducen hacia el trabajo, personas que no tienen pasatiempos, personas que llegan tarde o no van a los cumpleaños de sus hijos, personas que no le dan un abrazo a su padre y a su madre que tanto aman, pues realmente se creen la tonta frase de que "no tenemos tiempo". Dedicamos la mayor parte de nuestra energía diaria para labores "productivas" en vez de dedicarlos a vivir.

En vista de esta situación, se han creado movimientos, mayormente en Europa, para luchar en aras de incrementar la calidad de vida de los humanos, para que se reflexione y que se entienda que no es normal que el tiempo que dediquemos a la familia, a nuestra salud, a nosotros sea el tiempo que nos sobre (en caso que nos sobre algo de tiempo).

Esta es la cultura del "Slow Down", incluso se creó en Italia el movimiento de comida lenta, donde las personas pueden degustar la comida con calma y compartir con sus seres queridos.

Cuando tenga la oportunidad de salir de la carrera contra el tiempo, haré lo posible por el desarrollo de una metodología de desarrollo de software lento, donde se retorne a la humanización del desarrollo de software. Se puede hacer software de calidad y vivir. Esto lo evidencia la comunidad de software libre, los cuales llevan décadas desarrollando software estable, de calidad como GNU/Linux sin cumplir estrictos y acelerados horarios y llevando una vida digna.

En el año 2008 tuve la oportunidad de poder dedicarme a las cosas que realmente son importantes en la vida, compartí mucho con mi familia, amigos, alumnos. Muchas veces recibí alumnos en mi casa para ayudarles con sus proyectos, impartí docencia, asesoré y gracias a Dios ganamos en varias competencias de programación, fue el año en el que más pude leer, ejercitarme, estudiar, conocer a la mujer que amo y vivir. Sin lugar a dudas fue uno de los años más felices de mi vida.

Por situaciones coyunturales tuve que regresar a la carrera constante, a la vida de prisa en el 2010, todavía estoy en esa carrera de velocidad, y de veras les digo, este año y medio de mi vida ha pasado en un pestañar, un año y medio de mi vida, un año y medio que nunca viví y jamás podré recuperar.

18-Sep-2011

2

Comments

Add comment